jueves, 5 de noviembre de 2015

LA VELA COMO FILOSOFIA

Ayer por la mañana, un amigo me comentó que se había leído el post anterior y que tenía la sensación de que éramos demasiado críticos. El artículo le había gustado, pero que siempre criticábamos demasiado.

La verdad es que, en parte, tiene razón. Lo que pasa es que para mí, en base a la crítica, generamos una consciencia. Siempre hemos intentado divulgar la vela des de una perspectiva distinta. Por la misma razón que nos apasiona este deporte.

En particular, no se trata solo de la vela, sino de lo que ella representa y en sí sola genera. Es un mundo aparte en el que una vez que te metes, es difícil salir. No es solo que hablemos un idioma distinto para el resto de personas que no saben de este, sino que se trata de lo que ello te reporta.

Para poner un ejemplo, esta corta reflexión me ha venido en el barco de un amigo al que he pasado a visitar después de trabajar. Hemos estando mirando algunas cosas hasta que han aparecido 2 amigos que también viven en el Puerto Olímpico. Nos hemos puesto a hablar y de repente, uno pregunta cómo va la MiniTransat. Cogemos un ordenador, miramos el tracker y discutimos un rato sobre los barcos de Serie y los Proto. Al cabo de un momento me he dado cuenta del buen rollo que había y de lo que teníamos en común. La Vela.

Y además, no es solo que la vela sea una droga, que para mí lo es, sino que es el mejor deporte del mundo. No encontrareis un deporte tan complejo como este. No es solo la práctica de la navegación, sino que hay muchísimas otras cosas como física, meteorología, ingeniería, diseño, … y toda una industria a su alrededor. Solo en el mundo de la vela ligera, hay mucha gente que vive de ello.


La vela es un mundo para no perdérselo. Esperamos poder aportar un poco más de positivismo y menos crítica destructiva (la constructiva no desaparecerá).

SailingRoots

No hay comentarios:

Publicar un comentario